Uncategorized
Trending

Fernando Tatis Jr., da positivo a prueba de dopaje y es suspendido por 80 juegos.

Major League Baseball anunció el viernes por la tarde que la estrella de los Padres, Fernando Tatis Jr., fue suspendido por 80 juegos sin goce de sueldo luego de dar positivo por Clostebol, una sustancia prohibida para mejorar el rendimiento.
Jeff Passan, de ESPN, informó que Tatis había fallado una prueba de dopaje segundos antes del anuncio de la liga.
Tatis Jr. perderá US$1.3 millones por los 48 juegos restantes de 2022 y otros US$1.2 millones por 32 juegos perdidos en 2023.
Los Padres han publicado un comunicado sobre el sorprendente desarrollo:
“Nos sorprendió y nos decepcionó mucho saber hoy que Fernando Tatis Jr. dio positivo por una sustancia para mejorar el rendimiento en violación del Programa Conjunto de Prevención y Tratamiento de Major League Baseball y, posteriormente, recibió una suspensión de 80 juegos sin goce de sueldo. Apoyamos totalmente el Programa y esperamos que Fernando aprenda de esta experiencia”.
Tatis pasará toda la temporada 2022 sin aparecer en un juego de Grandes Ligas. El campocorto estrella sufrió una fractura en la muñeca izquierda en un accidente de motocicleta fuera de temporada, una lesión que se reveló cuando se presentó ante el equipo en los entrenamientos de primavera. Se sometió a una cirugía y estuvo fuera de acción durante meses. Finalmente hubo luz al final del túnel, con Tatis enviado a Doble-A en una asignación de rehabilitación la semana pasada. Había jugado en cuatro juegos de ligas menores y estaba listo para reincorporarse al club de grandes ligas en un par de semanas. Ese ya no será el caso.
El Clostebol es un esteroide anabolizante. Es un medicamento que pertenece al grupo de los denominados corticoides o corticosteroides. Esta sustancia se encuentra, por ejemplo, en cremas destinadas a agilizar la cicatrizacón de heridas, así cómo otras afecciones en la piel como erosiones, quemadruas, sequedad o radiodermitis.
Este principio también mejora el rendimiento. Se encontraba, por ejemplo, en el Oral-Turinabol que fue la base del programa de dopaje de la antigua República Democrática Alemana desde finales de los 60 hasta la caída del muro de Berlín.
Hay documentados casos de restos de clostebol en muestras de personas que no tomaron contacto con la sustancia directamente, sino que provenía de haber ingerido carne de animales alimentados con esta sustancia. También se encuentra en productos médicos relacionados con la atención ginecológica. Hay casos en los que un individuo dio positivo después de tener relaciones sexuales con una pareja que usaba el medicamento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button